Torrent de Sa Riera (Salt de son Fortesa).

J. Carlos desciende el S22.

Datos de la ruta:

Distancia 5 kilómetros.
Tiempo 3 horas.
Altura máxima 437 metros.
Altura mínima 242 metros.
Desnivel total 400 metros.
Circular si
Dificultad Fácil.

La ruta sobre el mapa topográfico Alpina “tramuntana E25”.

Datos del torrente:

Dificultad 3 sobre 6.
Distancia del tramo deportivo 700 metros.
Desnivel tramo deportivo 180 metros.
Rápel máximo 22 metros.
Tiempo de aproximación 1 hora
Tiempo de descenso 1 hora 30 minutos.
Tiempo de regreso 30 minutos.
Cuerdas recomendadas 2x25m mas reserva.
Equipamiento Regular, anclajes naturales, algún parabolt y spit.
Agua No disponible.

Topografía del torrente.

Integrantes: de izquierda a derecha, Juan Carlos, Miguel, y Raffaello.

Descripción:

El torrent de Sa Riera nace en la cara sur de Puntals de Planícia, desciende por el Comellar de Sa Parra, atraviesa la posesión de Son Fortesa, en el municipio de Puigpunyent,  y llega hasta Palma tras 23 kilómetros de recorrido, donde vierte sus aguas al mar entre el parque de Sa Feixina y el museo de Es Baluard.

Antes el torrente pasaba por las Ramblas, la calle Unión y el paseo del Borne, pero en el siglo XVII fue desviado para que no atravesase el casco antiguo. Actualmente, pasa por la parte exterior de las antiguas murallas de la ciudad de Palma en su último tramo, formando el Paseo Mallorca.

Extraído de Diario de Mallorca, por Joan Riera.
El fuego y el agua. Dos aliados del hombre que se convierten en enemigos implacables cuando se descontrolan. Sa Riera desvió su cauce natural –el que atravesaba la Rambla y el Born– en el siglo XVII. No fue un capricho de las autoridades, como puedan serlo el Palma Arena o el nonato Teatro de la Ópera del Moll Vell. Actuaron movidas por las sucesivas inundaciones del torrente y por los males que ocasionaba cada vez que su capacidad se veía desbordada por las fuertes lluvias.
La más terrible de estas inundaciones ocurrió en la noche del 14 al 15 de octubre de 1403. Sobre las seis de la noche –recuerde que nuestros antepasados vivían al compás de la hora solar–, llegó a Palma una avalancha de agua y árboles que derribaron la muralla en el lugar donde se encontraba la Porta Plegadissa –cerca la actual plaza Berenguer de Palou–. El Paborde Terrasa, cronista de la época, cuenta los hechos de esta forma: “Vino la Riera tan crecida, trayendo muchas ramas, árboles y escombros, que no pudiendo pasar por el puente del muro de la ciudad se subió tan alto el agua que destruyó y rompió el muro, y antes de romperlo ya lo sobrepujaba el agua más de 16 palmos”.

Fue solo el principio. Las aguas demolieron los siete puentes que permitían atravesar el cauce en distintos puntos de la ciudad. También cayeron, víctimas de la fuerza de la riada, “cuantas casas confinaban el Born y el Mercado (la plaza) y la calle Oms”. Sin llegar a la misma proporción, muchos edificios en las calles Paraires, del Mar y otras próximas a sa Riera fueron vencidos con facilidad. Josep Maria Quadrado calculó que el número de casas arrasadas se elevaba a 1.500. El número de fallecidos se sitúa entre 5.000 y 5.500. El cronista Vicenç Mut escribió que por la mañana apareció “todo el mar de la bahía cubierto de cadáveres; y como el viento que movió la lluvia fue un recio levante, corrieron muchos cuerpos muertos llevados hacia Illetes, donde por entonces se les dio sepultura en aquellas arenas porque nadie hallaba al padre, al hijo o al deudo que buscaba, tanto los desconoció en los rostros el formidable horror de su naufragio”.

Narración:

En mi reto por descender y documentar todos los torrentes con tramo deportivo de nuestra isla le toca el turno a la zona de Puigpunyent, existe muy poca o ninguna información sobre ellos, así que me puse a investigar, buscando cualquier referencia, dato, topografía, mapa, que pudiera darme alguna pista sobre ellos, he de decir que estos son los retos que mas me gustan, pura investigación, sin apenas información, buscando la mejor manera de llegar al torrente, el material, la medida de los saltos, su equipamiento, como salir… Encontré tres objetivos, Sa Riera, Son Pont, y Es Pou de Sobremunt, el primero sin referencias, de los otros dos con la topografía del salto.

Junto con mi tío Juan Carlos y Raffaello decidimos atacar primero el torrent de Sa Riera, en el tramo donde atraviesa la posesión de Son Fortesa, de ahí la denominación de Salt de Son Fortesa, donde observando los mapas topográficos, por las curvas de nivel se podía adivinar que podría ser divertido

Una vez realizado su tramo deportivo puedo decir que es un torrente corto, bonito, que merece una visita, tiene 5 saltos donde tendremos que usar cuerda de entre 5 y 22m, sin grandes dificultades técnicas, la mayor dificultad radica en no pisar los gorgs permanentes que encontraremos en su recorrido, siempre debemos respetar y mimar estos lugares al máximo, eso incluye no molestar los gorgs.

Comenzamos muy prontito debido al calor de estas fechas, desde el norte del pueblo de Puigpunyent surge el Camí vell d’Estellencs, que recorremos en dirección noroeste.

Primeros metros.

Camino asfaltado.

Llegando a Son Fortesa.

Ni los pobres animales están en marcha tan temprano.

Son Fortesa.

Dejamos a nuestra izquierda la posesión y seguimos sin desviarnos del camino.

Llegamos a una barrera.

Que atravesamos

Preciosa canal a la izquierda del camino, conducía el agua desde la Font de s’Albelló o de sa Muntanya, hasta Son Fortesa.

Dejamos atrás las ruinas de Sa Teulera Vella.

Llegamos a las casas de Sa Muntanya, en la parte superior de la imagen.

Dejamos atrás Sa Muntanya y en una curva cerrada a la izquierda abandonamos el camino, iniciando un descenso hacia el noreste que en cosa de 300 metros nos lleva hasta el cauce del torrente.

Sendero.

Cauce.

Llegamos a un primer salto de agua, de unos 5 metros, con gorg permanente de recepción, fácilmente evitable por su lado derecho.

Seguimos por el cauce varios minutos hasta encontrar el primer salto donde necesitamos cuerda, está equipado con un cordino en una roca encajada, tiene 12 metros de altura. Desde aquí el barranco es encajona bastante.

Trotaexploraciones!

Llegando al S12.

Aquí estoy, en la cabecera del salto.

Juan Carlos desciende primero.

Turno de Raffaello.

El salto desde abajo.

Llegamos a un salto combinado, S7+S22, el primero con un bonito gorg con agua permanente, para evitar tocarlo trepamos por una cornisa en el lado izquierdo y montamos un rapel con un cordino desde un árbol.

S7.

Raffaello inspeccionando el árbol.

Desciende.

Inmediatamente debemos descender un precioso S22, equipado con un parabolt a la izquierda.

J.Carlos abre fuego.

Buen saltito.

Raffaello disfrutando.

Llegando abajo.

El salto al completo.

Llegamos a un tramo de destrepes que debemos afrontar para llegar hasta el Salt de Son Fortesa propiamente dicho, un S23 dividido en tres partes, S5+S6+S12. El primer S5 tiene un precioso gorg permanente que debemos evitar por el lado izquierdo mediante un destrepe algo técnico.

Destrepes.

Rincones que se deben mimar al máximo.

Llegando al Salt de Son Fortesa.

S5 con precioso gorg de recepción, lo evitamos por su lado izquierdo.

Evitando el gorg.

Llegamos a un S6 equipable en un parabolt a la izquierda, con otro gorg permanente de recepción, haciendo algunos equilibrios se puede evitar tocarlo.

Cabecera del S6.

Raffaello desciende el S6.

Inmediatamente viene un S12 equipado con un parabolt izquierda, es el último salto, desde la cabecera vemos los espectaculares jardines de la finca de Son Fortesa,

Un lugar precioso.

J.Carlos desciende el S12.

Turno de Raffaello.

El Salt de Son Fortesa.

Una vez en la parte inferior debemos seguir sin salir del cauce, ya que atraviesa los jardines de Son Fortesa y son privados, cerca de 300 metros mas tarde podremos salir de nuevo al camino asfaltado por el que ascendimos anteriormente, y desandar nuestros pasos hasta los vehículos.

El cauce transcurre entre paredes atravesando los jardines.

AVISO IMPORTANTE

La información contenida en esta web proviene de diversas fuentes, mapas topográficos, libros, internet…

Desde esta página únicamente quiero dar a conocer lugares maravillosos de la isla de Mallorca, no pretendo ser una guía a seguir al pie de la letra, son mis propias aventuras, es labor de cada uno saber cual es su propio nivel, no superarlo y conocer la legislación vigente, así como saber que muchas rutas y caminos pasan por propiedades particulares y privadas en los que hay que solicitar los oportunos permisos.

Recuerdo la obligación de estar federado y disponer de un seguro adecuado para realizar estas aventuras, para hacerlo tienes la información en este enlace: Click aqui encima.

Nunca hay que iniciar una actividad sin estar bien preparado físicamente y sin un guía.

No me hago responsable del mal uso de las indicaciones y recomendaciones, el usuario asume toda la responsabilidad derivada directa o indirectamente de llevar a cabo cualquiera de los itinerarios descritos en esta web.